El Valencia reacciona a tiempo ante el Levante (3-0)

El Levante tuvo contra las cuerdas al Valencia, pero los valencianistas reaccionaron en el segundo tiempo para acabar goleando

Deporte Valenciano | 31 OCT. 2015 | 20:00

El Valencia CF reaccionó en el momento justo para acabar llevándose los tres puntos en el derbi de la ciudad del Turia. El Levante arrinconó a los valencianistas en el primer tiempo y estuvo muy cerca de adelantarse en el marcador, pero la pegada de los locales en la segunda parte marcó la diferencia. El 3-0 es un resultado demasiado abultado para lo que se vio sobre el terreno de juego, pero los tres puntos importan más que las sensaciones.

El conjunto valencianista entró al partido convencido de pasar por encima de un Levante UD en depresión, pero pronto descubrió que no iba a vivir una tarde plácida ni mucho menos. En menos de una semana, Rubi ha conseguido devolver la autoestima a los granotas y, sobre todo, darle una identidad. No es que los levantinistas estuvieran especialmente acertados con el balón en los pies, pero tenían un plan trazado y creyeron en él. Con eso y un poco de intensidad bastó para que el Levante comenzara a generar ocasiones.

En apenas 30 minutos los visitantes ya habían generado tres ocasiones claras que entre Jaume Domenech y el travesaño evitaron que se transformaran en gol. El Valencia CF, por su parte, era un manojo de dudas. Se vio sorprendido por el arranque del Levante UD y tardó en asentarse en el partido. No fue hasta el tramo final del primer tiempo cuando vimos una reacción por parte de los valencianistas. Hasta ese momento, los locales estaban siendo zarandeados por el Levante.

El empate sin goles y, sobre todo, las malas sensaciones que ofreció el Valencia CF durante la primera parte provocó que los jugadores enfilaran el túnel de vestuarios acompañados por el 'Nuno, vete ya' como banda sonora. Poco después esos cánticos contra el entrenador fueron sustituidos por gritos de apoyo contra Álvaro Negredo.

En la segunda mitad, Nuno reaccionó de manera inmediata dando entrada a Bakkali en lugar de un inoperante Piatti. El cambio no mejoró el juego, pero sí le dio más intensidad al ataque y, como consecuencia de ello, comenzaron a llegar los goles. El primero, de penalti a los 64 minutos. Feghouli provocó una pena máxima que Paco Alcácer se encargó de materializar. Poco después se invirtieron los papeles. Feghouli se cobró el favor anterior y le 'robó' el gol a Alcácer golpeando el balón sobre la línea de gol.

La fiesta se culminaría a los 79 minutos cuando Bakkali se sacó un golazo de la chistera. Sorteó a dos rivales y soltó un zapatazo desde la frontal que entró por la misma escuadra. De este modo, el belga sentenciaba el encuentro y se convertía en el extranjero más joven en marcar con el Valencia. Fue el broche para una tarde que comenzó con muy mala pinta pero se acabó rescatando. Pese al 3-0, Mestalla volvió a cantar el 'Nuno, vete ya' para despedir al equipo.