Celta-Villarreal (1-3): El 'submarino' torpedea al contragolpe

En un partido espectacular, Celta y Villarreal midieron fuerzas de poder a poder. El 'submarino' se llevó el triunfo gracias a su manejo del contragolpe.

Deporte Valenciano | 05 OCT. 2014 | 21:36

Un Villarreal paciente y trabajador ganó por primera vez en el estadio de Balaídos (1-3) en un partido donde los amarillos supieron sufrir y con tres latigazos a la contra –doblete de Moi Gómez y un tercero de Mario- demostraron ser un equipo con oficio y recursos ante un Celta de Vigo que también mostró una notable capacidad de competir. Con el triunfo, el Submarino se coloca séptimo en la tabla antes del parón por jornada de partidos internacionales y rompe la imbatibilidad de los celestes, que no habían perdido hasta el momento esta temporada.

En los primeros minutos, los dos equipos sacrificaron la intensidad por el orden y el respeto por el rival se palpaba en el ambiente. Muy bien colocado en defensa, el Villarreal reaccionaba con rapidez ante unos celestes que comenzaron a ofrecer mayor sensación de peligro conforme pasaban los minutos y se apoderaban de la pelota.

Los locales volcaron su fútbol por las bandas y apostaron por constantes cambios de juego para intentar desestabilizar a un Villarreal que apenas se acercó a la meta de Sergio en la primera media hora. Los gallegos, aunque mandaban sobre el balón, no disponían de oportunidades claras a excepción de un tiro de Nolito en el 25 que Sergio Asenjo -impresionante actuación del meta amarillo durante todo el encuentro- se encargó de repeler.

A la media hora, sin embargo, el Submarino despertó de golpe. Y furioso. En el 32, Cheryshev recogió la pelota en la línea de tres cuartos y, a banda cambiada, se internó por la derecha sorteando rivales para, casi en la línea de fondo, centrar raso y atrás hacia Moi, quien batía a Sergio con un tiro cruzado y ajustado al palo izquierdo. Se adelantaban los visitantes cuando más lo necesitaban.

Pero aún golpearon más fuerte los de Marcelino. Nada mas sacar de centro los celestes, Gio ganó un balón aéreo en el centro del campo y asistió a Moi. El alicantino, en un gran exhibición, galopó hacia el área del Celta y, desde el borde del área, anotaba el segundo para los visitantes. Lo que parecía un hueso duro de roer para los amarillos, acababa de convertirse en una plácida tarde de otoño con dos grandes jugadas a la contra.

El Celta, no obstante, no estaba dispuesto a dejar escapar la ocasión tan fácilmente. Furioso, el equipo de Berizzo se volcó sobre el área de Asenjo. El palentino volvió a dar muestras de su calidad en el 42 al desviar un gran tiro de Krohn-Deli, pero un minuto después Larrivey aprovechaba un desajuste en la defensa para abrir de nuevo el partido con el 1-2.

Tras la reanudación, pronto se vio que el partido había cambiado por completo. En apenas diez minutos, el Celta tuvo dos claras ocasiones –una de ellas abortada por Bruno in extremis- e incluso Mario tuvo la oportunidad de sentenciar el choque en el 52 con un buen tiro que Sergio, en una inverosímil estirada, despejó en el último momento.

Sin contemplaciones, el Celta se lanzó al ataque. El Submarino entró a la pelea, pero los locales se lanzaban con velocidad y determinación sobre el área de los visitantes. Para tratar de ganar presencia en el centro del campo, Marcelino dio entrada a Jonathan dos Santos y Cani, una táctica que terminó por dar resultados. Los amarillos, frente un Celta que presionaba de lo lindo, salían con más facilidad y buscaban a Vietto y Uche en punta, dos puntas con recorrido que buscaban sentenciar definitivamente el encuentro.

Bien cerrado atrás, el Submarino buscaba un contragolpe que terminara por decantar el choque a su favor. Y, aunque se hizo esperar, llegó. En el 90, y con el Celta ya habitando en el área amarilla, Vietto echó mano de velocidad y, en un dos contra uno, hacía el pase de la muerte para que Mario hiciese el tercero y definitivo tanto para los de Marcelino.

Ficha técnica:

Villarreal CF: Asenjo; Mario, Gabriel, Víctor Ruiz, Marín; Bruno, Trigueros, Moi Gómez (Cani, 72’), Cheryshev (Jonathan dos Santos, 64’); Uche y Giovani (Vietto, 66’).

RC Celta de Vigo: Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Fontàs, Planas (Jonny, 68’); Radoja (Madinda, 74’), Álex López (Charles, 83’), Krohn-Dehli; Orellana, Nolito y Larrivey.

Goles: 0-1, min. 32: Moi Gómez. 0-2, min. 33: Moi Gómez. 1-2, min. 43: Larrivey. 1-3, min. 90: Mario.

Árbitro: Alfonso Álvarez Izquierdo (Comité Catalán). Amonestó a Krohn-Dehli (69’), Orellana (82’) y Madinda (87’) por parte del Celta y a Marín (34’), Gabriel (49’), Moi Gómez (57’) y Cani (89’) en el caso del Villarreal. Expulsó a Fontás en el minuto 85 por doble amarilla.