Reducción de salarios

El presupuesto no pasará de 3 millones

Rafa Carretero | 15 JUL. 2011 | 10:40

Luis
Castillo tiene intención de exponerle a Txus Vidorreta la necesidad de una revisión contractual, puesto que la economía de guerra a la que se va a someter el club obliga a exprimir al máximo las maltrechas arcas lucentinas.

El preparador vasco siempre ha expresado que su primera opción es continuar en el Meridiano, pero con vistas a la reunión que ambos deben mantener en los próximos días para aclarar la situación, al nuevo presidente no le queda otra que hacerle una oferta a la baja si se quiere ahorrar costes para no sobrepasar un presupuesto de 3 millones, el mínimo exigido por la ACB.

La reducción de salarios no afectará únicamente al banquillo. Los jugadores también estarán obligados a apretarse el cinturón. Los que no acepten estos planteamientos dispondrán de vía libre.