El Villarreal encarrila su clasificación ante el Astana (0-3)

El conjunto amarillo hizo los deberes y dejó visto para sentencia su pase a la Europa League tras una contundente goleada a domicilio

Deporte Valenciano | 22 AGO. 2014 | 09:02

El Villarreal cumplió a la perfección con su papel de favorito en la ida del play-off de Europa League y goleó al FC Astana (0-3) con goles de Cani, Gio y Mario en un partido donde los amarillos supieron aguantar la embestida inicial de los kazajos, dosificarse después y terminar jugando con comodidad durante toda la segunda parte. Con el resultado, el Submarino se asegura un buen colchón para el partido de vuelta, que tendrá lugar el próximo jueves 28 en el Estadio El Madrigal (20.45 horas).

Aunque a los amarillos les costó entrar en el partido un poco más que al Astana, el Villarreal tuvo muy claras sus ideas desde el principio. Los locales, sin embargo, comenzaron el partido a un ritmo endiablado. Aprovechando su velocidad y poderío físico –los kazajos se encuentran en plena competición-, los locales plantearon un partido abierto y lleno de emoción.

Ya en el 4, Uche hizo la primera aproximación, pero el guardameta kazajo se adelantó y frustró la ocasión del nigeriano. Tras los primeros minutos de tanteo, la pelota fue para los locales, que llegaron a gozar de un par de claras ocasiones de peligro.

Pero el Submarino estaba dispuesto a golpear primero. A la media hora, y tras una internada de Giovani por la izquierda, Cheryshev golpeó el balón y, en el rebote, Cani terminó batiendo a Eric con un disparo picado que suponía el 0-1 para el conjunto de Marcelino.

Después del gol, el ritmo del partido se fue suavizando, justo lo que necesitaban los amarillos. El Submarino se centró en mantener el orden y bajó el balón para controlar las contras del Astana, que intentaba salir con fuerza a la contra. A un minuto del descanso, Uche a punto estuvo de ampliar el marcador tras un gran pase de Cani, pero el disparo del nigeriano se marchó desviado.

La segunda parte comenzó de la mejor forma posible para los amarillos. En el 48, Jaume Costa se internó por la izquierda y, tras desbordar en el área, conectó un centro raso para que Giovani anotara en boca de gol con un disparo picado.

El segundo gol terminó por decantar el partido a favor del Villarreal. Cómodo sobre el terreno de juego, el conjunto de Marcelino manejaba el partido a su antojo. En el 65, Vietto, casi recién entrado en el terreno de juego, se quedó muy cerca de sentenciar el choque. El argentino, muy listo, aprovechó una salida en falso del meta para robarle el balón y disparar cruzado, pero su tiro se marchó lamiendo el poste. Diez minutos después, el argentino de nuevo disponía de una oportunidad con un potente tiro que se perdió por el palo derecho.

Pero aún faltaba un último invitado de honor. En el 84, Mario galopó por su banda y, tras plantarse en el área, se sacó de la manga un tremendo zapatazo cruzado que hacía subir el 0-3 al marcador, sentenciando el partido y dejando la eliminatoria muy de cara para la vuelta en El Madrigal.