Respetar al aficionado del Valencia es muchas cosas, y eso no se puede perder

Es algo de lo que estamos hablando mucho, que jamás se puede perder, pero que significa muchas más cosas de las que son evidentes

Afición del Valencia

Respetar a la afición del Valencia es muchas cosas, y no sólo estamos hablando de las evidentes. Por supuesto, ese ejercicio debe emanar siempre desde el club, que tiene que tratar a su gente de un modo exquisito, impoluto, inmaculado. Se debe tener cercanía, empatía, conocimiento… muchas de las cosas que Meriton no ha hecho durante el tiempo… ni otros que estuvieron al mando del Valencia tampoco.

Respetar a la afición del Valencia también es no encabronarla de forma gratuita, diciéndole lo que quiere oír porque necesita desahogarse, aun a sabiendas que quizá no es del todo como se cuenta, aunque sí gustaría que fuera. Respetar es no discernir entre los que piensan de un modo y los que lo hacen de otro, porque al fin y al cabo, todos somos del Valencia, cada uno a su modo y manera. Anil Murthy faltó de forma grave al respeto de todo el valencianismo el día que mandó callar e Mestalla. Y tuvo que ser cesado aquel día por Peter Lim.

Así lo dije y así lo mantengo (y tranquilos, que si al final el club me contrata como algunos llevan años afirmando, lo seguiré diciendo igual). Pero cuando al valencianista se le plantea todo como drama, como si todo lo que estuviera mal fuera muy mal, lo muy mal fuera un desastre, y lo bueno no contara nunca, es posible que también se le esté faltando al respeto de otro modo. Tengo claro que nadie va a pensar en esto, porque siempre es más importante tener razón y la trinchera, pero no sería un mal tema de reflexión, ahora que todos tenemos parece que tenemos momentos de meditación. O eso parece en las redes sociales, claro.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes