El periodismo deportivo no puede ser basura ni colaborar en juicios paralelos

Hay un derecho en esta país que se tiene por olvidado, la presunción de inocencia, y otro en el que nadie repara nunca, la intimidad

Ciudad Deportiva de Paterna

El periodismo, deportivo o no, no puede ser basura que se dedique a comenzar juicios paralelos que afectan a muchas personas. Y que en muchos casos, los pueden dejar marcados para siempre. Me dedico a esto, con mayor o menor acierto, desde 1994, y por mis manos han pasado algunos asuntos muy delicados, muy complicados, que jamás osé hacer públicos porque eran cuestiones personales y muy escabrosas, y sólo un juez podía dirimir qué era exactamente. Damià Vidagany y Fernando Gómez Colomer pueden dar fe, porque fue con ellos con los que hablé en su momento.

No soy mejor ni peor, pero jamás he pisado la vida privada de nadie relacionado con el mundo del fútbol, porque he intentado ser periodista deportivo, no de la prensa del corazón, contra la que no tengo nada, pero no es mi preferida, sin duda. Ante determinados temas, como nos está pasando estos días, con acusaiones hacia personas por agresiones sexuales a menores, lo primero que se debería tener es prudencia y mucha cautela. Con unos y con otros, porque todos tienen unos derechos muy claros.

Los acusados son inocentes hasta que se demuestre lo contrario, lo que se llama presunción de inocencia. Y los acusadores, tienen derecho a tener privacidad y anonimato absoluto, y deben ser, por supuesto, los que demuestren que el acusado es culpable. La prensa, por nuestra parte, y sólo es una opinión personal, debería dar un paso a un lado y no meterse en nada, porque hablamos de supuestos, de hipotesis, pero esto no son fichajes, son asuntos penales y personales que pueden marcar a personas, pase lo que pase, para toda la vida.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes