El faraón Lim

Nuestro colaborador Ramón Albors Bonafont nos hace una radiografía de cómo está el club, y de la figura del máximo accionista

Peter Lim

Hay un refrán valenciano que dice: “forasters vindran, que de casa ens trauran”. Pues eso, exactamente eso es lo que nos está pasando a los valencianistas con este personaje siniestro llamado Peter Lim. El modelo de liderazgo de este señor es la consecuencia directa de la situación de nuestro Valencia C.F., un club centenario, un grande de Europa y un sentimiento que une a más de un millón de personas repartidas por todo el mundo. Lim es de todo menos un líder. Su modelo de gestión tiene más de 4.000 años y viene del antiguo Egipto: el modelo de los faraones. La película los “Diez Mandamientos” ilustra perfectamente lo que estoy diciendo. Allí está el faraón en su pedestal, con carácter de divinidad, accesible a muy poca gente, que de rodillas con la cabeza gacha y mirando al suelo esperan sus órdenes. Al pie de la escalerilla se encuentra el escribano tomado notas, que terminan con la célebre frase: “Así se escriba y así se cumpla”. Veo en la sonrisa cómplice de los que me estáis leyendo que habéis identificado a los personajes: el faraón Lim y el escribano Anil Murthy. Pondríamos hablar de otra tipo de modelos como el de Kunta Kinte, que creo también encajarían con la situación, pero el de los faraones creo será suficiente.

Así gestiona Meriton el Valencia, con un modelo de hace 4.000 años. Y así estamos, a la deriva y sin rumbo. No conozco ninguna organización exitosa que no tenga al frente un gran leader. Y Lim desde luego no lo es. Murthy, el Presidente del Valencia, se relaciona con Lim vía sms. Y así se toman las decisiones en el Valencia, por sms. El primer ejecutivo del Valencia no tiene acceso telefónico ni por videoconferencia con el propietario. Los máximos responsables de la parcela deportiva, el entrenador y el secretario técnico, no han tenido ocasión de hablar con Lim porque no les da audiencia. Ambos, entrenador y secretario técnico, trabajan para confeccionar una plantilla que esté a la altura de la institución que representan y su trabajo no sirve para nada. Simplemente no es tomado en consideración, a pesar de seguir las directrices marcadas por el presidente. Aquí nadie pinta nada, y el que menos Murthy, salvo Lim. El hace lo que le da la gana, que en su derecho está, pero no explica a nadie lo que quiere hacer. Simplemente nos desprecia a todos. Para él somos sus súbditos, y por tanto, ninguna explicación tiene que dar.

Pues bien Faraón, tu eres el máximo accionista, pero no eres el propietario único. Yo y miles de valencianistas somos copropietarios, aunque sólo tengamos unas pocas acciones. Y merecemos respeto y que nos digas, qué quieres hacer con nuestro Valencia, porque el camino que llevas es a la suspensión de pagos o la disolución. Y para ti es una empresa, pero para nosotros es un “sentiment”. Y si muere una empresa, uno pierde lo que ha invertido, pero puede crear otra. Pero un sentiment no se puede reemplazar por otro. Nosotros, Faraón, además de ser copropietarios, somos tus clientes. No hay ninguna empresa que acabe bien que no ponga en el centro a sus clientes. Hay otros, que son más ricos que tú y que les va mejor que a ti, que no son de Singapore pero son de Poble Nou, que llaman al cliente “El Jefe”. Se rodean de ejecutivos de primera línea a los que escuchan y dirigen, y están en permanente contacto telefónico con ellos, sábados, domingos y fiestas de guardar.

Tu gestión al frente del Valencia ha sido un auténtico despropósito. Y cuando hace dos años parecía que habías aprendido de los errores, te habías rodeado de gente de futbol, gente que entiende cómo funciona esto, como era el caso de Mateu Alemany, te lo has cargado todo otra vez. Los dos años con Mateu y Marcelino han sido dos años en Champions y un título de Copa. Y lo que es más importante, 60 millones de ingresos extras que ahora no tienes. Tu arrogancia, desconocimiento y pésima gestión, aderezada por la crisis del coronavirus, nos han llevado a desmantelar el equipo. Has vendido a nuestros 6 mejores jugadores recaudando 60 millones, y no has traído a nadie. Has dejado la plantilla con más del 50% de jugadores de la academia, con ninguna experiencia en primera división, para que lleven el peso de este escudo y esta camiseta. Ni se lo merecen ellos, ni nos lo merecemos nosotros. Has estado mintiéndonos los últimos dos meses, a nosotros y al entrenador, con la promesa que nos ibas a traer tres o cuatro jugadores para reforzar al equipo, y ha quedado constatado que tu intención era no traer a nadie. Ni siquiera has sido capaz de invertir 5 millones que era lo que hacía falta para traer jugadores como Capoue, Meré … que te había solicitado el entrenador. Vamos a ver qué haces si la cosa se tuerce. Echarás al entrenador, pagarás, traerás unos nuevo, pagarás, y para salvar los muebles, llamarás a tu amigo Mendes para que te traiga en la ventana de invierno esos jugadores que nos has querido traer ahora, y volverás a pagar.

Basta ya Peter. La institución y nosotros merecemos que nos digas qué quieres hacer y a dónde nos quieres llevar. Y si no hay plan, vende y recupera lo que puedas, porque por donde vas morirás tú y la institución, y además no tendrás Pirámide, porque de la Pirámide del Nuevo Mestalla, no has añadido ni una sola piedra.

LIM, vaya “role-model” que estás hecho, FARAON.

Ramón Albord Bonafont

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes