La regla sagrada del Valencia: para cerrar fichajes, hay que cerrar traspasos

Nada cambia en este punto, aunque está muy claro que este año, por todo, los dramas en este sentido van a estar a la orden del día

Miguel Ángel Corona

La regla sagrada en la política de fichajes del Valencia es muy sencilla: para que haya llegada de nuevos jugadores, se deben producir traspasos en la misma medida. Esto es así, que nadie se vuelva loco, y lo ha sido así siempre. El club de Mestalla lleva sin cerrar una salida importante desde 2016, lo decimos de nuevo. En este tiempo, sólo se marchó por mucho dinero Joao Cancelo (que no era indiscutible), y luego está el tema de Neto, que era un trueque y se manejaban termas financieros y de balances más que de dinero.

Si no se hacen traspasos grandes, no se equilibrarán las cuentas por un lado, y no se podrá ir al mercado con argumentos solventes por otro. Y quien se niegue a ir contra esto es muy libre, pero la política de control financiero de la Liga es muy clara a este respecto. El verano de 2019 tuvo que ser más activo en cuanto a la venta de jugadores, lo dijo Mateu Alemany varias veces durante el año, pero después no se ejecutaron las operaciones que eran necesarias.

Por eso se fichó lo que se pudo, siempre en base a salidas. Maxi por Murillo, Cheryshev por Vezo, Cillessen por Neto… las cuentas salen fácil, si uno se empeña en hacerlas. Correia rompe la baraja, sin duda, pero el luso no habría venido sin la lesión de Piccini, aunque queda la duda de saber si se habría hecho un fichaje más por ese dinero, y quién. En cualquier caso, y en pleno mercado de fichajes 2020, o se hacen ventas y se aligeran fichas, o la plantilla tendrá que seguir siendo muy parecida a la este curso.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes