Explicaciones urgentes sobre el Nuevo Mestalla, y menos amenazas al Valencia

Lo vivido estos días entre el ayuntamiento y el club no lleva a niguna parte, y sólo tira más leña al fuego, no pone un solo ladrillo

Lim en el Nuevo Mestalla

Lo que necesita el Nuevo Mestalla son soluciones urgentes (además de explicaciones, pero siempre en paralelo), y menos amenazas al Valencia. Sí, al Valencia, no a Peter Lim, que tendemos a confundir los términos, porque viene muy bien para ciertas cosas. Lo que ha sucedido estos últimos días entre el Ayuntamiento y el club no tiene sentido, ninguno, y no ayuda a nada ni a nadie. Aquí hay una entidad llamada Valencia Club de Fútbol (y por desgracia, Sociedad Anónima Deportiva), que tiene un “marrón” llamado Nuevo Mestalla desde hace casi 15 años.

Todo el mundo sabe que el terminar ese estadio depende de la venta de las parcelas del actual, como estaba pensando desde el origen de la idea. Y nadie, en este tiempo, ha sido capaz de llevar la operación a cabo. “Si no se venden, Lim se las quedará”. Fue el mantra de Aurelio Martínez en el vergonzoso y patético proceso de venta. ¿Pero quedó firmado o se obligó a ello? Y desde luego no eximo a Peter Lim de su obligación, sino contractua,l al menos desde luego moral.

Y de lógica empresarial, porque con el futuro estadio se multiplicarían los ingresos, como ya ha quedado claro en el proyecto que Meriton deslizó a los medios hace ya algunos meses. Pero aquí no podemos ir amenazando a una institución que, conyunturalmente, está dirigida por alguien en concreto. Porque mañana ese alguien se va, y todo el mundo saldría corriendo a su casa. Hay que vender el actual estadio, y proceder después a terminar el nuevo. Y lo debe hacer el dueño, claro que sí, que es el dueño siempre, no sólo dependiendo de si la cosa va pagar o de decir que somos más del Valencia que nadie.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes