Nunca, jamás, un jugador o un entrenador puede estar por encima del Valencia

Cometemos siempre demasiadas veces el mismo error, y eso tampoco nos lo podemos estar permitiendo siempre, porque es querernos muy poco

Ezequiel Garay

Nunca, jamás, un jugador o un entrenador puede estar por encima del Valencia. Mande quien mande en el Valencia, y sea quien sea el jugador o el entrenador. Si un día eso lo tenemos claro, seremos mucho más grandes. Que nos sirva de lección. A todos. Este puede ser un resumen de la sucedido con Garay y su renovación. Cuando sacas de contexto las situaciones que son fútbol y nada más que fútbol, cuando pretendes montar un show, cuando aprovechas una coyuntura para que todo valga con un fin, te puedes encontrar con que la verdad te dé una bofetada con la mano abierta.

Peter Lim no está por encima del Valencia, jamás lo estará. Como tampoco lo estarán Marcelino, Mateu Alemany o Ezequiel Garay, y como en su día no lo estuvieron Rafa Benítez, Rubén Baraja o Carlos Marchena, que al lado de los anteriores, son dioses. Nunca, nadie, está por delante de la institución. Y eso tiene que empezar por nosotros mismos, que nos queremos muy poco, que siempre nos hacemos de menos, y que estamos buscando enemigos y guerras de forma constante. Si, el Valencia es de Lim, perfecto. Él manda, porque nosotros no tenemos las acciones.

¿Y? ¿Ahora resulta que todo el que tiene un poco de éxito en el club lo vamos a elevar al cielo porque nos cae mejor que el dueño? ¿Es eso lo que significa el Valencia para todos en este momento? El personal quería “quemarlo todo” el domingo por la mañana. Por la noche ya había más calma, y el lunes “había pasado un ángel”. La grandeza del Valencia nace en nosotros mismos, que después de más 100 años, alguno todavía no se ha enterado.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes