Lay Hoon, la presidenta del Valencia, ejerce su cargo en Paterna

Es la mano derecha de Peter Lim, sabe lo que se está jugando el proyecto, y se ha puesto en primera fila para dirigir las operaciones

deportevalenciano

Lay Hoon es el alter ego de Peter Lim, su persona de confianza en el Valencia y en sus empresas, la ejecutiva que tiene su oficina en Londres para todos los asuntos en Europa del magnate de Singapur, pero que, aunque haya pasado desapercibido, estaba en Mestalla el miércoles contra el Barcelona, sigue en la ciudad, y en Paterna ha dejado bien claro a todo el mundo que el entrenador es, y seguirá siendo, Gary Neville. Un mensaje claro para a plantilla, y por extensión a todo el valencianismo y el entorno, es decir, a los medios de comunicación y por extensión a los aficionados.

Valorar esta fe en Gary Neville es complicado, muy delicado. El fútbol son números, y esos números dicen que el inglés es un desastre, con 5 de 27 puntos, eliminado de Copa sin competir al Barcelona, y con todo el mundo muerto de miedo porque se ve el descenso a 4 puntos. Es su responsabilidad, aunque tampoco es el único culpable. No sólo los fallos clamorosos de Negredo, que con que hubiera metido la mitad se estaría hablando de otra cosa aunque fuera sin tirar cohetes, pero es que la indolencia de muchos jugadores importante está siendo un lastre, y eso tiene responsabilidad compartida. Lo mismo que las lesiones, muchas, con un plan físico previo en verano, dicen los que saben, que deja bastante que desear, y sólo hay que ver lo que sufre el equipo en las segundas partes de los partidos.

El mensaje de unión, de unidad, de mostrar síntomas de debilidad, es el que debe tener ahora mismo todo el entorno del Valencia, y que su presidenta sea la primera en hacerlo es una gran noticia, porque la propiedad debe mostrar preocupación e interés público, no sólo privado. La política de gestos es tan importante, por desgracia, como la de hechos, y que Lay Honn estuviera en Mestalla, que luego fuera a la Ciudad Deportiva, que hable con todo el mundo cara a cara, es algo que cuando las cosas van mal, se agradece por parte de todos. No estoy de acuerdo con todas las decisiones que toma la propiedad, pero desde luego, sigo diciendo que confío en el plan de Peter Lim en el corto y medio plazo, porque el largo en el fútbol es mucho hablar.

Hay dudas en Valencia sobre Peter Lim, pero dudas que provoca la parte deportiva, ya que la situación social, económica y de implicación es la misma que el año pasado, aunque no entraba la pelota, y eso hace que los más bajos instintos salgan a la luz. A Lim, hablando en plata, esto le importa como si hubiera nacido aquí, porque lleva invertidos 200 kilos (36.000 millones de pesetas), y está poniendo a su gente de máxima confianza en el asunto. Que no salga bien no significa que no le importe, que no se preocupe o que no esté haciendo lo posible, aun con errores, para salir del lío en el que estamos todos.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes