El Valencia – Barcelona más vergonzoso de la historia de Mestalla

La vuelta de las semifinales de la Copa del Rey serán un trámite desagradable para el valencianismo, algo que su afición no merece

deportevalenciano

Cuando el sorteo de las semifinales de Copa del Rey deparó un BarcelonaValencia, todos teníamos claro que la empresa iba a ser difícil, que jugar contra el mejor equipo del mundo a doble partido siempre es un problema, y que para jugar la gran final, Gary Neville y sus jugadores tendrían que obrar poco menos que un milagro, pero lo que nadie, o muy pocos, podíamos pensar, es que el equipo volvería del Nou Camp con la peor derrota del Siglo XXI, la más abultada desde 1993, y haciendo uno de los mayores ridículos de todos los tiempos. Demasiadas cosas negativas para algo tan bonito como una semifinal.

Con la herida abierta todavía, pero que ya empieza a secar porque hay otra, la Liga, que sangra más, el Valencia – Barcelona del 10 de febrero de 2016 va a pasar a la historia como el más absurdo, duro e innecesario de toda la historia de Mestalla, de toda la historia del club. Los jugadores, el cuerpo técnico, escribieron una de las páginas más aberrantes de casi 100 años de historia, y ahora toca cerrar ese capítulo, con estadio desangelado, con un club muerto de miedo por la situación deportiva, y con todos los bandos enfrentados buscando tener razón en lugar de ayudar y arrimar el hombro porque esto se va a pique.

Un Valencia – Barcelona que no recuerdo, un tipo de partido que siempre ha sacado el orgullo de todos, las ganas de ganar, la fuerza que muchas veces no se ha tenido para otros encuentros, pero sí para este. Hoy toca pasar 90 minutos de vergüenza, de ridículo, toca pasar el rato viendo cómo pasa la hora y media y se termina la pesadilla copera que era ilusión máxima hace apenas una semana. Que hoy el campo esté vacío sería lo normal, pero los que vayan, y estoy seguro que habrá más gente de la esperada, esos, además de merecer todos mis respetos, tienen derecho a decir lo que les de la gana, a acordarse de la familia de quiñen quieran, incluso tienen derecho a cantar “Valencia, Valencia” con toda su alma porque su orgullo está por encima de una gente que manchó el escudo y que no puede borrarlo.

Toca vivir un día duro, asqueroso, largo, tedioso. Toca porque así se lo ha ganado esta plantilla, estos jugadores, este cuerpo técnico. Hoy es el momento de terminar con todo lo malo que ha venido pasando, de decir todas las burradas que se nos puedan pasar por la cabeza, porque a partir del día siguiente, espera el Espanyol, espera la lucha por salvar la categoría, por levantar el orgullo de cientos de miles de valencianistas, que como el viejo y sabio Mestalla, hoy van a vivir uno de los peores días de su vida.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes