Como dijo el CAPITÁN del Valencia, Mustafi, estamos en la mierda

El alemán se erige en la piedra sobre la que levantar lo que hay ahora, se convierte en el líder del grupo, y junto con Alcácer, los Baraja y Marchena de la nueva era

deportevalenciano

El Valencia hizo en el Nou Camp uno de los mayores ridículos de toda su historia, comparable con aquel 7-0 de Karlsruhe que marcó a una generación, la mía, y que luego ha visto más episodios indignos, como un 6-0 también en Barcelona o un 3-6 en Mestalla ante un Madrid con todavía estaba con resaca después de ganar la Copa 3 días antes. Incluso un 5-1 en Bilbao la misma semana que se gana la Copa al Getafe, y que provoca el cese de Ronald Koeman. La situación, por desgracia, ni es nueva, ni por estilo, y quizá por eso, las fórmulas para levantarse son sencillas de aplicar, y se conocen.

Lo primero que hace falta son líderes. En el banquillo lo primero. Puede haber habido partidos para cargarse a Neville, pero el del Nou Camp no es uno de ellos. Que vayas allí y esa gente te reviente, por desgracia, es lo normal. El inglés se vio superado, con un planteamiento que buscaba sorpresa, pero cuando a los 7 minutos ya vas perdiendo, y tus jugadores no entran en el partido, lleva más tarjetas el contrario, que encima está más agresivo, y al descanso te vas 3-0 y con uno menos, está claro que el entrenador tiene su responsabilidad, pero quizá en ese partido, no la de cortarle el cuello.

Si se le cese o no, el gran problema está en el verde. En la implicación de toda la plantilla, demasiado joven para pelear por ganar, pero totalmente inexperta para torrear el Miura de luchar contra el descenso. Es complicado de asimilar, pero probablemente el Betis esté más cómodo el domingo que el Valencia, porque ellos están acostumbrados a luchar por eso, que tampoco quiere decir que vayan a ganar, porque con todo, los Parejo, Negredo, Mustafi o Feghouli, son mucho mejores. Pero el miedo, el acojono cuando estás al borde del principio, eso si es malo cuando no lo has visto.

Líderes, en el banquillo y en el campo. Ayer Mustafi dio un paso adelante. “Los que hemos estado hoy en el campo no merecemos estar en este equipo”. Lo mínimo es pedirle vergüenza torera a un grupo, que sepan que han avergonzado a cientos de miles de personas, y que eso tendrá consecuencias, porque no puede pasar por alto. Pero también hay que ser conscientes de que e club está por encima de todos, y de todo. Que hay que ir a Sevilla a morir o a que te maten, que allí te juegas el alma, y no puedes perder, ni tan si quiera empatar. Pero hace falta un líder, mejor más de uno, que coja del cuello a más de uno, que aparte o margine a otros, porque las manzanas podridas a su casa y rápido, que haga comprender al personal lo que pesa esa camiseta, y el que no pueda soportarla, que se vaya a su santa casa. Estamos en la mierda, y hay que salir.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes