Peter Lim y Jorge Mendes, con Kim Koh, García Pitarch y Lay Hoon, cerrando los fichajes de invierno

Quedan muchos meses de competición, el momento del Valencia es delicado, y dos incorporaciones en dos puestos concretos son la prioridad de todos

deportevalenciano

Peter Lim, del que todo el mundo habla pero con el que nadie ha hablado, y Jorge Mendes, con el ocurre lo mismo, han puesto la máquina en marcha para cerrar dos incorporaciones para el Valencia antes del cierre del mercado de fichajes de invierno, algo que ya sabe Lay Hoon, que dirige las operaciones desde Londres, y que deben materializar Kim Koh y ​Suso García Pitarch, el nuevo director deportivo, que además de esa función, debe ocuparse de hacer terapia con una plantilla que lo necesita.

Las posiciones están muy definidas, y en ello coincide hasta Gary Neville. Un hombre atrás y otro en el centro del campo de corte defensivo. Ahora mismo, aunque el equipo necesite más, aunque quizá haya que cambiar alguna pieza más, el corto plazo manda por encima de largo, pero el medio se tiene que ver de reojo. Hay que terminar el año bien, que no es difícil, y desde luego, tener muy hechos los deberes en mayo para empezar el siguiente curso, que va a ser de exigencia bestial, mucho más que este.

¿Bailes de nombres? Siempre me ha parecido entre entrañable y lamentable esa carrera por decir, más que por saber, los nombres de los fichajes de cada ventana de mercado. Pero si algo hemos aprendido, creo, en la etapa de Lim en el Valencia, es que el sigilo en las operaciones es, que las cosas se saben cuando están cerradas, y que está siendo complicado, si quiera por acumulación de nombres, el poder acertar alguno de la lista. Siempre he creído en esta forma de trabajar, con lo que más que criticarla, desde luego, la aplaudo.

Pero me sigo poniendo en la piel del dueño del Valencia. El equipo no va, se ha metido en un espiral delicada, de esas de las que cuesta salir más de lo que el público puede imaginar. Y veo el gasto, 122 kilos, y veo el rendimiento, y se me llevan los demonios. A mi y a Peter Lim claro. Pero la sangría, esa sangría, ya está hecha, no tiene vuelta. Y ahora, hay dos grandes objetivos encima de la mesa que tienen que ser sagrados: enderezar el año y terminarlo más que dignamente, y por otro lado, sentar las bases de trabajo deportivo del curso 16/17. Pero cerrarlas ahora, no en mayo, que es cuando la plantilla tiene que estar ya hecha salvo retoques.

Que todo el mundo esté concienciado es básico, que el club no tenga miedo de hablar con su gente también. Porque ahora mismo, el contacto con la gente es esencial, es básico. Y ganar, ganar un puñetero partido, como sea, por lo civil o por lo criminal, eso da lo mismo. Sacar tajada en Riazor este fin de semana puede ser el paso a un empate a 2 en Gran Canaria, y eso son semifinales, vamos, oro puro.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes