Nacho Vidal: "Quiero llegar al primer equipo, pero hay que estar listo para todo"

El lateral diestro del Valencia Mestalla persigue su sueño en los terrenos de juego enfocando su vida más allá del fútbol 

Nacho Vidal, futbolista del Valencia Mestalla

Entre todos los futuros jugadores del primer equipo del Valencia Club de Fútbol se encuentra el defensa del filial Nacho Vidal (El Campello, 1995), un lateral diestro con mucho potencial que persigue el sueño de llegar a Primera como blanquinegro sin perder el norte, mirando más allá de lo que le deparen sus actuaciones sobre el terreno de juego, algo que no ha pasado desapercibido en la dirección deportiva che y por ello ha decidido aumentar la vinculación del futbolista con el club dos temporadas más.

Jugadores como Vidal son excepcionales, estudia segundo de fisioterapia en la Universidad de Valencia, se interesa por conocer el mundo que existe fuera del fútbol e intenta alejarse del entorno que únicamente se dedica a adular al deportista sin detenerse a conocer a la persona. Quienes forman parte de su vida dicen de él que es un chico inteligente, con las ideas claras y los pies en el suelo. Nacho conoce todos los pros y los contras del deporte que practica y quiere estar preparado para afrontar todo lo bueno y lo malo que le pueda deparar el mismo.

Dejó su localidad, El Campello (Alicante), con solo 10 años para firmar por el Hércules y tres temporadas más tarde llegó al Valencia tras sus buenas actuaciones con la selección valenciana. Ha cumplido seis temporadas como blanquinegro y en ellas ha cosechado varios éxitos, proclamándose campeón de Liga Nacional y División de Honor como juvenil, entre otros.

Ha sido internacional Sub 16, Sub 17 y Sub 18 con la selección española, con quien se proclamó campeón de la Copa Atlántico junto a José Luis Gayà. Acaba de renovar como blanquinegro para las próximas dos campañas y siente que pronto puede llegar su gran oportunidad. “Me fui de mi casa con 14 años para llegar a jugar en el primer equipo del Valencia, es para lo que llevo trabajando seis años. Hay posibilidades de que llegue el gran día, el club cuenta con la cantera y eso te motiva para trabajar al máximo”, dice el futbolista, que ya ha realizado varios entrenamientos a las órdenes de Nuno Espirito Santo.

Pertenencia a una gran generación

El lateral pertenece a una de las mejores camadas de futbolistas que ha dado el Valencia en los últimos años, la del ’95. Nacho Vidal comparte generación con José Luis Gayà, Salva Ruiz, Tropi, Nacho Gil, Fernando Cano, Alberto Tendillo y Rulo: “Somos como hermanos, muchos de ellos llevan jugando desde alevines juntos y eso hace que seamos una familia”.

Los últimos canteranos en dar el salto al primer equipo han sido Salva Ruiz y Tropi, que ya ha debutado. Con respecto a ello, a Nacho no le cabe “ninguna duda” de que “tienen todo lo que hace falta” para afianzarse en el conjunto de Nuno. “No me sorprende para nada que hayan apostado por ellos, al contrario, es algo que debe hacer el Valencia con jugadores así”, asevera. “Estamos todos dispuestos, el técnico del primer equipo podría contar con cualquiera”, afirma el jugador sabiendo que lograrlo es “muy complicado”.

Esta temporada se le presentaba difícil a la hora de contar con minutos en el filial que dirige Curro Torres, sin embargo, la lesión de Carlos Akapo a principio de curso le ha permitido sumar más participaciones con el Valencia Mestalla, aunque el puesto de titular fuera para Leuko. El camerunés no continuará en el equipo la próxima temporada y eso reduce la competencia en el equipo a dos jugadores en el puesto, por lo que todo parece apuntar a que Nacho podría tener más minutos que esta campaña, donde suma 15 partidos (930 minutos).

Superando baches en su camino

El peor enemigo de un deportista son las lesiones y Nacho ha sufrido cuatro en los dos últimos años. “Para mí supusieron un bache muy grande, sobre todo la recaída de la primera, una fractura en el quinto metatarsiano (tuvo que pasar por quirófano), pero al fin y al cabo son gajes del oficio y, a base de mucha paciencia y trabajo, acabé superándolas”, cuenta el carrilero.



Vidal está “encantado” por cómo se ha portado el Valencia con él durante esos momentos, algo que no va a olvidar nunca: “Esa es una de las principales diferencias entre un equipo normal y uno de los grandes. Cuidan todos los pequeños detalles, te sientes mimado y querido”, comenta. Entre las personas del club que más le han ayudado destaca al manager general deportivo Rufete: “Estuvo encima de mí con mis lesiones, me mimaba. Ahora, pese a estar en el primer equipo sigue preocupándose por nosotros, pregunta, aconseja, cuida a los jugadores…”.

Sus entrenadores

Para Nacho, todos los entrenadores que ha tenido en su carrera le han aportado cosas positivas: “He aprendido mucho de todos. Sobre todo de Fernando García, porque fue un padre para todos, y de Rubén Baraja, por todo lo que nos enseñó y por la confianza que depositó en mi tras estar un largo periodo parado”.



Como principales diferencias entre sus dos últimos técnicos, Baraja y Curro Torres, Vidal señala que el primero es “más reservado en el trato”, mientras que el segundo es “más cercano”. “Ambos son muy buenos profesionales y muy buena gente”, opina. De Nuno dice que es “bromista cuando tiene que serlo” y “trabajador y serio cuando toca trabajar duro”.

Perspectivas de futuro

Su renovación hasta el 30 de junio de 2017 le da mucha tranquilidad a Nacho Vidal. El lateral derecho va a dejarse más que la piel para alcanzar el debut en el primer equipo como lateral diestro, una posición que ahora tiene un dueño absoluto, Antonio Barragán, y que necesitará reforzar el club después de la más que posible vuelta de Joao Cancelo a Benfica. Vidal sabe que no será una tarea fácil y que no solo está en su mano conseguirlo, aunque una cosa tiene clara, si su vida deportiva le depara otros retos estará sobradamente preparado para afrontarlos.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes