Marchena: “El Valencia debe estar cerca de los grandes mirando algo más que el precio de sus fichajes”

El exjugador y excapitán blanquinegro asegura que el peor momento de su carrera fue la manera en que abandonó el club de Mestalla

deportevalenciano

El que fuera jugador y capitán del Valencia durante nueve temporadas y campeón del Mundo y de Europa con la selección española, Carlos Marchena (35 años), habló, sin ningún tipo de tapujos, en el programa Tribuna Deportiva de Radio Esport sobre su pasado, presente y futuro. El sevillano respondió a todas las cuestiones que le plantearon, analizando la situación actual del Valencia de Peter Lim en el aspecto social y deportivo.

Marchena, que ganó dos ligas, una Copa del Rey, una Copa de la UEFA y una Supercopa de Europa como valencianista, valoró positivamente la llegada del magnate de Singapur, aunque dejó entrever que hubiera preferido que acabara en manos locales. “Al final hay que agradecer que venga, si es chino y tiene negocios e ideas… Lo que importa es que salve al equipo, siempre teniendo en cuenta que hay que seguir los intereses del Valencia”, afirmó. “Al final el empresario va a mirar por él, pero sobre todo guardando al club”, añadió.

En cuanto al aspecto deportivo, el de Las Cabezas de San Juan también fue optimista: “El Valencia tiene muy buen equipo y sobre todo una gran plantilla con jugadores que el entrenador es capaz de rotar y no se nota. Que vaya sumando puntos aún sin jugar espectacularmente bien por momentos hace que pueda ir creciendo”. Sin embargo, ve complicado a día de hoy competir con Real Madrid y Barcelona, aunque no imposible: “Todos sabemos que tiene que pelear con tres grandes equipos (incluyendo al Atlético de Madrid) y sobre todo con dos instituciones con las que hoy en día es muy difícil pelear. La filosofía del Valencia tiene que ser estar cerca de Madrid y Barcelona y, a partir de ahí, dar el saltito y superarles”.

Consejos en materia de fichajes

El todavía futbolista sin equipo, porque no ha colgado las botas hasta la fecha, siente especial predilección por la solidez defensiva del conjunto de Nuno Espirito Santo: “Creo que tiene una buena defensa, el portero le hace mucho bien, le da solvencia al equipo, defiende bien. Tiene dos laterales muy buenos y dos centrales con jerarquía que me gustan mucho. Defiende bien y van creciendo. Un equipo que defiende bien y encaja poco, evidentemente va para arriba como está yendo y como debe ser”.

Para él, el secreto de sus éxitos como jugador del Valencia residió en el gran rendimiento que mostraron sus compañeros sin tener cracks y le dio un consejo al club en materia de fichajes: “En aquella época se hizo un buen equipo con las herramientas que tenían. Fichajes estrella no teníamos, pero conjugamos un equipo muy potente y competitivo. No se puede pelearle los jugadores a Madrid y Barcelona, al menos a base de talonario, ese creo que es el camino”.

“Creo que un buen jugador o un jugador top no es necesariamente el que vale 25 o 30 millones. Te recuerdo la primera liga nuestra, los fichajes fueron Curro Torres, Rufete, Mista, De los Santos… y yo que vine por un intercambio con Benfica. Se pagaron igual 20 millones por cuatro o cinco futbolistas y luego resultó que eran futbolistas muy buenos y daban un grandísimo rendimiento”, recordó.

Marchena cree que no hay que mirar sólo el precio de los futbolistas a la hora de contratarlos: “Hay que gestionar eso muy bien, saber a quien se ficha e ir más allá de los números. Creo que te pueden engañar y venderte un producto muy caro que no vale lo que cuesta, creo que ese es el quid de la cuestión”.

La Liga en el Pizjuán y su salida del Valencia

El central también se pronunció en los micrófonos de Radio Esport sobre cuál fue su mejor y peor momento en el Valencia Club de Fútbol. En cuanto al primero recordó la consecución de su segunda liga como che: “Ganarla en Sevilla, en el Sánchez Pizjuán, para mí fue un recuerdo muy bonito. En mi ciudad con el equipo donde me había criado. Era un sentimiento y es un recuerdo muy especial”. Y le duele echar la vista atrás y ver cómo salió del club: “Para mí irme fue el peor momento, el más amargo. No entendía muchas cosas, era un momento que venía de ganar el Mundial, no lo entendí muy bien, pero al final en la vida hay que afrontarlo bien”.

“Creo que las instituciones están por encima de las personas sobre todo por el egoísmo de uno propio o las conveniencias propias… Es una actitud en la vida. Tampoco sigo en el Deportivo, habiendo subido y habiendo marcado el gol del ascenso, tampoco estoy allí, soy una persona que intento tener valores, nada más”, apostilló.

Futuro en los banquillos

Carlos Marchena siempre dijo que “no iba a ser entrenador”, porque piensa que es “un papel que además de complicado está mal visto” y no le gusta “la soledad” que implica dirigir desde el banquillo, pero a día de hoy no se cierra en banda al respecto, porque “el mundo del fútbol es una familia y es muy difícil salir de allí”. “Entiendo que al estar siempre involucrado en el mismo deporte esa experiencia debe ser compartida. Voy a intentar obtener los títulos y no cierro las puertas a nada. No sé lo que haré el día de mañana”, aseveró.

Recuerdo de la Copa de 2008

El andaluz también rememoró la consecución del último título del Valencia, la Copa del Rey de 2008, en un momento complicado para la entidad: “Había personas de parte de la institución, a favor del club, si seguíamos con esa dinámica nos íbamos a Segunda y el Valencia, por lo que es, no merecía estar en Segunda. Por ese camino tiramos, quizá lo pagamos, pero estamos orgullosos de la decisión que tomamos”.

Cada vez que pone los pies en Valencia, Marchena afirmó que siente mucho afecto por parte de la gente: “Es difícil poder devolver el cariño que he sentido siempre de la afición. Ojalá volvamos a rememorar tiempos tan bonitos y ganar ligas… Lo disfrutaré muchísimo”.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes