El Valencia sabe ganar con el orgullo tocado

Recordamos las grandes victorias de los blanquinegros en situaciones difíciles

Valencia CF

El Valencia se enfrentará hoy al Real Madrid en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, una eliminatoria que se ha puesto muy cuesta arriba para los intereses de los de Valverde tras la derrota 2-0 cosechada la pasada semana en el Santiago Bernabeu. Pocas son las esperanzas que reúne el club para remontar, sobre todo teniendo en cuenta el bajo rendimiento ofrecido en el pasado encuentro de liga.

Una debacle deportiva es sinónimo de inestabilidad y problemas sociales en cualquier club. El Valencia lógicamente no es ajeno a ello, y tras la derrota 0-5 frente al Real Madrid el pasado domingo, no parece que el encuentro de vuelta de cuartos de final de copa llegue en un momento óptimo para protagonizar una hazaña. Porque remontar dos goles a un equipo entrenado por Mourinho sería algo relacionado con la épica, un milagro para el Valencia de proporciones considerables; pero en el fútbol de vez en cuando se producen hechos que cambian por completo cualquier lógica y planteamiento preestablecido. El Valencia también ha protagonizado grandes resultados en momentos en los que el cartel de acontecimientos no era propicio.

Goleada a la Lazio tras perder en el Camp Nou

Uno de los encuentros más recordados de la historia europea del Valencia fue sin ningún género de duda el 5-2 cosechado frente a la S.S Lazio en la Liga de Campeones 1999-2000. El equipo había conseguido llegar a los cuartos de final tras un pacto tácito de no agresión con el Manchester United en la liguilla de la segunda fase. El sorteo deparó a un hueso, el conjunto italiano entrenado por Sven-Göran Eriksson que era segundo en la Serie A italiana, a seis puntos de la Juventus de Turín. Los romanos terminaría ganando la liga, alejados eso sí de la presión competitiva de la Champions, donde el Valencia de Héctor Cúper le batió sin compasión.

Pero el ambiente previo al partido de ida de aquella eliminatoria no fue precisamente balsámico. Los “Piojo” López, Gerard, Farinós o Mauricio Pellegrino firmaron un desastroso encuentro en el campo del Barcelona. Se llevaron tres goles, obra de Bogarde y Kluivert por partida doble. En una segunda parte donde el planteamiento ultradefensivo de Héctor Cúper se vino al traste, los catalanes se impusieron con holgura a los blanquinegros.

Días después se vivió una fiesta en Mestalla. Un inicio de locos con goles de Gerard y Angulo provocó reacciones inesperadas; el Valencia firmaba un resultado sorprendente frente a una de las mayores constelaciones de estrellas que podía admirarse en aquellos días por Europa. Los Marcelo Salas, Verón o Simeone fueron goleados en el día más inesperado.

La séptima copa

“Si ganamos la copa no la celebraremos, deberíamos pedir perdón”. Frase histórica pronunciada por Rubén Baraja tras la enésima derrota en Mestalla en la temporada 2007-08. El Racing se llevaba tres puntos del campo valencianista antes de disputar la importante final de copa ante el Getafe. Había quien dudaba de la eficacia valencianista, hasta el rey pareció posicionarse a favor de un Getafe que había sido hacía muy pocas fechas el gran protagonista del fútbol español en Europa en aquella heroica eliminatoria ante el Bayern.

Pero en Madrid, rompiendo todos los pronósticos, el Valencia jugó de manera arrolladora en el inicio del partido. Tuvo suerte en la ejecución de los dos primeros goles, pero ganó la final en 12 minutos, con orgullo y una pasión desmedida que se reflejó en la celebración del segundo tanto, obra de Alexis.

Tras el título volvió la desidia, el miedo y la falta de compromiso de una plantilla demasiado distante con el técnico Ronald Koeman. Pese a todo, aquel 16 de Abril de 2008, el Valencia sacó fuerzas y orgullo, sumando una nueva Copa del Rey a su palmarés.

El 7-0 al Genk que saldó una deuda pendiente

La pasada temporada el Real Madrid se llevó los tres puntos de Mestalla en el partido de liga. La derrota valencianista por 2-3 fue muy distinta a la sufrida el pasado domingo. Se perdió dando la cara, con polémica en la actuación arbitral y con los jugadores demostrando el orgullo dañado. Días más tarde, el Valencia podía quitarse el mal sabor de su boca goleando al Genk belga y consiguiendo la mayor victoria europea de su historia.

Aquel 7-0 que a la postre serviría para bien poco, significó algo más que una victoria amplia para la parroquia “ché”. Permitía de alguna forma dejar saldada la deuda contraída en Karlsruhe en 1993. Los goles fueron cayendo para el conjunto de Emery, que si algo demostró en aquella jornada fueron ganas de demostrar sus aptitudes y limpiar una derrota dolorosa cosechada el anterior fin de semana.

Así pues, la misión del Valencia hoy parece imposible. En Mestalla los de Valverde necesitan salir con rabia, hacerlo todo perfecto y que el Real Madrid tenga un día negro. Demasiados requisitos para conseguir tres goles, o al menos dos sin que los de Mourinho logren mojar para forzar el tiempo extra. 

Los recordados son algunos casos en los que el Valencia sorprendió con un partido muy distinto al que se esperaba con el denominador común de una derrota como antesala. Existen más, como la semifinal de copa de 1995 en Albacete, donde se ganó tras recibir 5 goles en Sarrià. Recordar aquella copa del Rey también procede en este momento de angustia para el Valencia, ya que en aquella edición se produjeron las dos últimas remontadas del club en el trofeo copero, ante el Salamanca y el Mallorca. A partir de las 21:30 seremos conscientes de la medida real del Valencia de Valverde, y de si está o no capacitado para protagonizar una nueva proeza.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes