La maldición de los alemanes

El Valencia suele sucumbir ante conjuntos teutones.

deportevalenciano

El 23 de Mayo de 2001 es un día que nunca se olvidará en el imaginario colectivo de Valencia CF. Ese día fue el de la Final de Champions League frente a un conjunto alemán, el Bayern de Munich. Para el recuerdo ese penalti de Pellegrino que detiene Kahn, las lágrimas de un Cañizares que no encontraba el consuelo necesario en los jugadores rivales… aquella Final fue el golpe más duro que ha recibido el conjunto che en toda su historia. Fue contra un equipo alemán… como en el partido de mañana.

El enfrentamiento contra el Bayer Leverkusen es más que un simple partido de la fase de grupos de la Champions League. Es una auténtica final para el conjunto valencianista, quien, tras los dos empates cosechados hasta la fecha, sólo le vale la victoria en el Bayer Arena para no complicarse la clasificación a octavos. Y de nuevo, es frente a un equipo alemán, nacionalidad que históricamente no le ha venido demasiado bien al conjunto valencianista, pues aparte de la Final de Milán, varios episodios negros de la historia valencianista tienen como protagonistas rivales un conjunto alemán.

El 2 de noviembre de 1993 el Valencia visitaba la ciudad de Karlsruhe para disputar la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA. Parecía que iba a ser una temporada cómoda y en Europa se soñaba con hacer un buen papel pues el Valencia competía en Copa de la UEFA siendo uno de los equipos con más renombre de los participantes. El 3-1 cosechado en Mestalla daba alas y confianza al conjunto che y en Liga ostentaba el liderato tras 9 jornadas disputadas. Era un equipo sólido y dispuesto a dar guerra en todos los frentes. Pero contra todo pronóstico, ese fatídico día de noviembre se produjo la peor derrota europea de la historia valencianista: un 7-0 favorable al conjunto local que tiró al traste todo el buen trabajo cosechado hasta ese momento, y que conllevó una crisis institucional y deportiva que llevó al equipo a finalizar en un pobre 10º lugar en Liga. Un episodio más de “la maldición de los alemanes”.

En la temporada 2004-2005 el Valencia se encontraba en una situación similar a la actual. Se jugaba el pase a octavos en la fase de grupos de la Champions League contra un equipo alemán, en este caso el Werder Bremen, y sólo le valía la victoria. En aquella ocasión, no obstante, contaba además con el aliciente de jugar en Mestalla ante la afición valencianista. Pero otra noche fatídica se encargó de alimentar “la maldición” pues el resultado final fue de 0-2, ambos goles de Nelson Valdez y el Valencia volvía a quedar eliminado de la máxima competición continental a manos de un equipo alemán.


Esta historia se repitió la temporada pasada, cuando el Schalke 04, otro conjunto teutón, eliminó al Valencia en octavos de final de la Champions League. Sin un juego espectacular y sin ser superiores al equipo valenciano, los alemanes volvieron a vencer rompiendo, una vez más, el sueño europeo valencianista.

No obstante, para el partido de mañana frente al Bayer Leverkusen, hay que fijarse en la eliminatoria de Octavos de final de la Europa League 2009/2010. En aquella ocasión, el conjunto che se vengó del Werder Bremen y lo eliminó de la competición tras empatar a 4 en Alemania y hacer valer el valor doble de los goles fuera de casa, pues en Mestalla se había empatado a 1.

Sea como fuere, es una realidad que al Valencia se le atragantan los equipos alemanes y casi se puede hablar de “la maldición de los alemanes” pero mañana habrá una buena oportunidad para acabar con ella.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes