Un año del terremoto que empezó a destruir un proyecto ganador

Estos días se cumple un año de la polémica veraniega que significo el principio de una crisis que todavía no se ha superado

Mateu Alemany

El verano de 2019 fue muy distinto al actual por razones obvias, la crisis sanitaria lo ha cambiado todo en la vida y en el fútbol, sin embargo en lo que respecta al Valencia sí existen cuestiones muy similares ya que los aficionados del equipo están viviendo dos ventanas de fichajes muy turbulentas. Hace justo un año la fractura comenzó a ser evidente, las fricciones entre Marcelino, Alemany y Peter Lim ya estaban muy encaminadas y el terremoto estalló con la posible venta de Rodrigo Moreno al Atlético de Madrid. No se entendía que el club traspasara a una de sus estrellas a un rival directo, la operación terminó siendo bastante vergonzosa ya que los colchoneros nunca pusieron el dinero encima de la mesa. Sin embargo las nuevas intenciones de la propiedad quedaron claras y el propio Mateu Alemany salió en rueda de prensa para explicarlo.

El balear dio la cara pero explicó que Meriton quería cambiar el modelo, las decisiones deportivas se tomarían desde Singapur con menos incidencia de la entonces gerencia de Alemany. Se veía venir lo peor aunque ni el más pesimista habría pensado que el proyecto quedaría abortado de manera salvaje en la siguiente temporada. Primero fue el fulminante cese de Marcelino en el momento más inesperado, posteriormente la salida de Mateu Alemany y a partir de ahí un gran número de decisiones controvertidas que nos ha llevado al actual escenario.

Con aficionados manifestándose en la calle, un clamor que exige que Peter Lim tome otro camino o abandone el club. Las malas noticias han llegado hasta Asia y la presión es enorme. Hace justo un año empezó la pesadilla para el aficionado valencianista.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes