César Sánchez no habla con los medios, y ahora es el nuevo "saco" de boxeo: vergüenza

Al director deportivo ya se le puede sacudir sin pudor, y todo ello sin necesidad de ver si vale o no para el cargo, eso es lo de menos

César Sánchez

¿Juzgar a César por los fichajes del Valencia? No, hombre, no, ¿para qué? Aquí ya hemos encontrado otro filón para repartir bofetadas a diestro y siniestro, y que sea válido o no para ejercer su puesto es secundario. Las puñeteras guerras, rencillas y venganzas pendientes siguen ahí, y está muy claro que no hacen prisioneros. No he hablado en mi vida con César más allá de alguna entrevista que le hiciera como jugador del Valencia, y no la recuerdo. Nos vemos y nos saludamos levantando la cabeza. Tampoco nos damos la mano porque no existe ese tipo de vínculo.

Pero sólo por el hecho de recibir tantos palos casi de forma gratuita, me estoy haciendo muy de él. Y aunque siempre quiero que los que trabajan en el Valencia lo hagan bien, porque eso es bueno para todos, hay casos en los que especialmente lo deseo. Me parece muy injusto usar a este tipo con los pies en el suelo y la cabeza sobre los hombros para una guerra en la que él no tiene nada que ver. Da mucha vergüenza ver cómo se le pone en medio, cómo se habla de ser cómplice en no sé qué tipo de conspiraciones.

Todo a cuenta del tema de Garay y alguno más. Lo del central argentino es mucho más sencillo, todos lo sabemos, pero el show debe continuar. El jugador, cuando se le ofreció renovar, no quiso. Lícito. Cuando ha querido él, no ha querido el club. Lícito también. A lo mejor, es posible, a Celades y César les gusta Garay. Es casi seguro. Pero a lo mejor tienen otras opciones en la cabeza por cuestiones deportivas y económicas. A lo mejor. Pero sale mucho más rentable encontrar a tipos que no responden en los medios para atizarles sin cuartel. Una pena, porque eso no suma nada.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes