Me hago una pregunta seria: ¿porqué se llama estafador a Amadeo Salvo?

Mi posición, aséptico en la venta, amigo de nadie y conocido de todos, sin intereses, me permite preguntar y hasta opinar, con total libertad

deportevalenciano

De Amadeo Salvo se pueden decir muchas cosas, buenas y malas, desde su llegada al Valencia, pasando por su presidencia, el proceso de venta con Aurelio Martínez, y su salida con el beneplácito de Peter Lim por el enfrentamiento abierto con Nuno, poniéndose del lado de Rufete, director deportivo que no iba a pintar nada en la estructura deportiva del club. Las formas muchas veces no fueron buenas, más bien al contrario en muchos momentos que quizá lo llevaba la propia situación, y el ambiente de tensión que se creó tampoco fue bueno, porque la estado de guerra civil siempre es detestable.

Con Salvo he tenido mis diferencias, públicas por cierto, y lo que no me ha gustado lo he dicho, y lo que me ha gustado también. Curiosamente, cuando decía lo negativo era anti valencianista declarado (que hace falta ser imbécil para decirlo o pensarlo), y cuando decía lo positivo era un pelota. En esta ciudad, pensar por ti mismo está sobrevalorado, qué duda cabe. Pero cuando uno no debe favores a nadie, esa libertad le permite hasta reírse de algunos que sufren amordazados por sus propias cadenas.



De todo lo que se le puede llamar a Salvo, y la pregunta es absolutamente seria, me pregunto lo de estafador de donde sale, cual es la base para llamarle tal cosa. Lo que piense, diga y haga la Curva Nord me parece absolutamente respetable, siempre que se haga de un modo civilizado, y si deciden interponer una querella, están en su perfecto derecho. Aquí todos somos libres, todas las opiniones son válidas, y la función de los periodistas, más que opinar sobre lo que nos parece lo que hacen los demás, quizá sería preguntar a esa gente porqué piensa lo que piensa. Y eso hago: ¿porqué es un estafador? El proceso fue limpio, los patronos votaron de forma libre (por favor, que alguien vuelva a ver la foto de quiénes eran los patronos, los que dominaban el Valencia, que es muy de traca). Estafador es una palabra muy fea, y se debe sostener en algo.

La Curva es una de las mejores cosas que le han pasado al Valencia en muchos años. Con mi amigo Ramón Castro, que es amigo desde que teníamos 6 años, y hemos visto y pasado de todo, y no en todo estamos de acuerdo, se peleó durante año por una grada de animación que ahora se tiene, y que cuando aprieta es el espectáculo más acojonante que he visto en Mestalla en mi vida. Pero tienen, como todos, derecho a pensar. Y nosotros, la prensa, la obligación de preguntar. Todo siempre desde el respeto, desde el poder hablar en una mesa sin insultarse ni acabar a gritos. La unión, la de verdad, no la de boquilla que he visto tantas veces en 20 años, es lo que debe haber, no porque ahora se esté con el agua al cuello, sino siempre. Como dice un bien amigo, no hay que ser más del Valencia que nunca, sino como siempre.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes