Los rivales empiezan a coger el 'truco' al Valencia de Nuno

Analizar el choque ante el Athletic revela problemas graves en la creación y una previsibilidad cada vez mejor combatida por los rivales.

André Gomes se mostró algo irregular / Lázaro de la Peña (VCF)

El Valencia sufre. Los de Nuno llevan dos jornadas acumulando problemas sobre el terreno de juego y, en el caso del choque en El Madrigal, siendo inferiores al rival. Entonces, la gran pegada de los blanquinegros enmendó la plana. Ante el Athletic no se dieron los mismos condicionantes.

El partido arrancó frío, por culpa de la lluvia y el ambiente desapacible. También el rival propició que poco a poco se adueñase del choque un ritmo anodino, sin chispa, sin ocasiones. Acostumbrados a la habitual salida en tromba de los suyos, los aficionados tampoco entendían nada. El Valencia de Nuno no parecía el Valencia de Nuno.

El cambio de sistema ha hecho daño a los automatismos de los blanquinegros. Imbricada ya a fuego la situación de juego habitual con tres centrocampistas, la baja de Dani Parejo ha hecho más daño de lo esperado. La semana pasada el equipo sacó adelante el compromiso en Villarreal haciendo gala de una enorme efectividad en la vanguardia, aunque en la parcela ancha fueron Bruno y Trigueros los vencedores.

Esta vez, Valverde traía los deberes hechos. El Txingurri salió a Mestalla con ánimo de sumar, costase lo que costase, para recuperar parte del crédito y moral perdida tras la eliminación europea. Iturraspe, Mikel Rico y Borja Viguera 'rascaron' y trabajaron a destajo para ahogar la creación en la medular. Fuego y André Gomes, por tanto, tuvieron que multiplicarse para simplemente contener y aguantar el despliegue físico visitante.

A efectos prácticos, esto 'partió' al Valencia, incapaz de hacer llegar balones a los delanteros. Feghouli se empleó en labores defensivas, al igual que Piatti. Sin embargo, el argentino sí había logrado generar peligro con un par de centros desde la izquierda y a pelota parada. No le sirvió de mucho: aunque fue uno de los destacados, su 'status' dentro del vestuario no alcanza niveles de Paco o Rodrigo. Ambos permanecieron en el césped a la hora de sacar a Negredo. Con todo, Nuno pudo al fin alinear a su tridente soñado en ataque... sin nadie que les sirviese ni un sólo envío decente y susceptible de ser rematado.

Todo podría haber sido más dramático todavía de haber acertado el Athletic en la única ocasión clara del partido, a pocos minutos del final. Alves dio la cara, literalmente, por los suyos: el meta detuvo con el rostro el disparo de Etxeita. Una derrota hubiese sido un golpe duro, pero nadie podría decir que injusto. Después de todo, siete días antes el Valencia había hecho algo similar en Villarreal. Por delante, quince días para rearmarse y buscar soluciones novedosas para volver a sorprender a los rivales, como hizo el equipo en las primeras jornadas de Liga.

DEBATE: ¿Es la baja de Parejo la clave del bajón de juego? ¿Es cada vez más previsible el equipo? ¿Acertó Nuno con los cambios?

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes