El Valencia Club de Fútbol cumple hoy 94 años

Recordamos su fundación en plena semana fallera de 1919

 

deportevalenciano

El Valencia Club de Fútbol cumple hoy 94 años, una entidad que se encuentra muy cerca de su centenario y que fue oficialmente constituída en plena semana fallera al olor de la pólvora y el amparo de los 23 monumentos que se plantaron en la ciudad en 1919.

"¡Han aprobado los estatutos!, ¡el gobierno civil ha aprobado los estatutos!" Octavio Augusto Milego fue el primer presidente de la Junta Directiva del Valencia Foot-ball Club. Lo fue por una moneda lanzada en el Bar Torino, Gonzalo Medina pasó a dirigir la comisión constituyente y de festejos; eligió la cara de la moneda perdedora, pero poco importaba en ese momento. Milego había nacido en Toledo aunque muy pronto se trasladaría a la ciudad del Túria, siendo una de las figuras clave en la expansión de un deporte que no tuvo nada fácil ganar adeptos en la zona.

Milego fue máximo mandatario a los 26 años, es decir, sigue siendo a día de hoy el presidente más joven que nunca tuvo el club. Aquella fundación producida en Marzo de 1919 vino a colmar la ilusión y las expectativas que un grupo de jóvenes habían depositado en lo que sería después una entidad centenaria y referencia del fútbol europeo.

El Valencia Foot-ball Club nació tras una fatalidad. Su gran predecesor en la línea de clubes que tuvo la ciudad fue el Deportivo Español. El club había desaparecido después de que un jugador de este equipo, Luis Bonora, muriera tras complicarse su situación en un partido. El futbolista se fracturó la tibia en un encuentro disputado en Elche, y el médico que le atendió ordenó su traslado a Valencia inmediatamente, pero una embolia inesperada le produjo la muerte. La consternación por su desaparición fue muy grande en toda la ciudad, lo que hizo que el equipo quedara oficialmente disuelto. Este vacío dio origen al nacimiento del club que conocemos a día de hoy.

Valencia había vivido la fiebre futbolística con bastante retraso en comparación a otros lugares. Es a partir del "Concurso de Football" celebrado durante la Exposición Regional de 1909 cuando comienza a gozar de una organización racional y los clubes se convierten en entidades de cierto peso social. Antes que el Deportivo Español, el Valencia Club de Fútbol tiene orígenes en el Valencia FC, integrante del cartel de participantes de aquel Torneo de la Exposición Valenciana que se jugó en la Pista Central del Palacio de la Exposición (un lugar que posteriormente se convertiría en el Balneario de la Alameda). Por cierto, el trofeo fue ganado por el Barcelona (Foot-ball Club Barcelona) en una liguilla final en la que también participaron el mencionado Valencia Foot-ball Club, el Español y la Sociedad Gimnástica Española.

Como decimos y a pesar de que el torneo fue un éxito, no era fácil jugar al fútbol en la España de comienzo del siglo XX. El deporte había conseguido obtener un lugar en la vida social de las ciudades más industrializadas, pero sin embargo, todavía eran muchos los que veían en él una actividad ociosa y peligrosa practicada por gentes de poco beneficio. Los jugadores de fútbol eran perseguidos durante sus partidos e incluso agredidos en ocasiones. No era raro que sufrieran el robo del balón con el que jugaban, y por supuesto sus vestimentas creaban la risa y la burla de sus enemigos. Los "Sportsmen" de hace cien años fueron los auténticos héroes de nuestro deporte, los impulsores de una tradición que desembocó en el auténtico espectáculo de masas que conocemos a día de hoy.

Y es que en Valencia la situación era si cabe más angustiosa para los Marco, Peris, Julio Gascó, Marzal, Llobet, Ferré, Fernández, Umbert, Martínez Ibarra, Aliaga y Gómez Juaneda (la primera alineación que presentó el Valencia en su estreno como club el 21 de Mayo de 1919 en Castellón frente al Gimástico). La muerte del joven futbolista del Deportivo Español había hecho que los detractores del Fútbol asumieran de nuevo protagonismo en la corriente de opinión; si de entrada ya se partía con un déficit respecto a ciudades más comprometidas, la presión social no ayudaría en los comienzos del Valencia.

Pero aquel fortuito nacimiento en plena semana fallera dio impulso a una entidad que no cesaría su actividad durante las siguientes décadas. Habían sido bastante los clubes que tuvieron que disolverse poco tiempo después de haber sido creados, y ciertamente, de 1914 a 1918 no se vive una gran época para el fútbol valenciano.

Hoy se cumplen 94 años de una semilla que creció desde el trabajo y la esperanza de un grupo de visionarios. El Bar Torino, Octavio Augusto Milego, Gonzalo Medina, Agirós... una historia a la que se unirían Mestalla, Cubells, Montes, Luis Colina, Juan Ramón y la Copa de 1941, la "delantera eléctrica" con Mundo perforando redes. Puchades, Mestre, Claramunt, Arias y Fernando. Y como no, esos extranjeros, Wilkes, Waldo, Kempes o el Piojo López.

Existen demasiados nombres para citar en un solo párrafo, pero todos ellos, los que están y los que se fueron, son parte del testamento histórico de un club que vive hoy un merecido aniversario, y que reconozcámoslo, no vive el mejor de sus momentos ni deportivamente ni en la parcela institucional. Recordar y seguir el ejemplo de los pioneros es el mejor legado para las nuevas generaciones, las que tendrán que remar y dirigir el destino de la institución cuando el siglo XXI toque a su fin.

La mejor cuota

09/06
20:45
España
gana a Túnez
Apostando 10€ ganarías 12.8€

Últimos artículos

Comentarios recientes